Posts Tagged ‘crónica’

IMAGEN-13956195-2

 

Mañana  se cumple  un mes desde que los noticieros mundiales se estremecieron con una noticia proveniente de Africa, Nigeria: “Un total de 276 estudiantes fueron secuestradas el pasado 14 de abril en Chibok (estado de Borno, noreste de Nigeria), donde está instalada una importante comunidad cristiana. De ellas, 223 siguen aún en manos de los secuestrados (el resto consiguió escapar)”.  Fanáticos fundamentalistas en el norte de esa nación africana -específicamente,  la milicia islámica Boko Haram- se atribuyen orgullosamente esta aberración y piden, a cambio de sus rehenes, liberen a integrantes de su facción terrorista, bajo amenaza de venderlas si no se cumple lo exigido. (1)

Ninas_secuestro_Nigeria

Las reacciones a este infame acto han sido múltiples, y la indignación a atravesado fronteras a través del planeta juntando las voces en un solo grito: ¡BringBackOurGirls!, ¡Devuelvan a nuestras niñas¡ Y es que resulta casi imposible dimensionar este acto de barbarie, a no ser que, empáticamente, nos pongamos en el lugar “del otro” para imaginar, levemente, lo que pudiésemos sentir. El ejercicio resulta devastador, más aún, después de escuchar el descarnado relato de algunas jóvenes que lograron huir de sus captores casi por milagro.

Espontáneamente, y como lógicamente se produce en un mundo globalizado y tecnológico, las redes sociales comienzan a difundir una campaña de repudio mundial que insta a liberar las niñas ¡YA!(2) , a la que se suman personas de toda índole, cuya mayor preocupación es el atropello a los derechos humanos de esa madres e hijas que son secuestradas, convertidas a la fuerza y bajo amenaza de  venderlas como una mercancía de ínfimo valor, con un posible futuro que aterra siquiera vislumbrar.

foto_0000001120140511195805Hasta aquí, leo lo que escribo, y nada parece salir de lo establecido para un comentario de actualidad, opinión, etc. Sin embargo, no puedo dejar de hacer hincapié en una de las motivaciones que me guiaron a transcribir estas palabras: es, el asombro ante la desidia* de muchos sectores ante esta desgracia. Principalmente, me descoloca la actitud de quienes tan ostentosamente se han etiquetado siempre como defensores de los Derechos Humanos, y también, la actitud del mundo cultural, léase artistas en general. Por mucho menos, los “representantes” de la Cultura Humanitaria han hecho grandes campañas, organizando marchas, protestas, velatones, foros, o lo que sea para llamar la atención hacia lo demandado. En esta ocasión, “la cosa” ha andado floja. Al parecer (y me disculparán si soy malpensada), hay factores que…trancan las ansiadas manifestaciones. Yo no sé si influye el que sean mujeres las raptadas ( hay algo en el imaginario colectivo masculino que piensa  no hay otro destino para ellas que ser usadas), el color de su piel (son de raza negra, pobres y “lejanas “para el mundo occidental), o tal vez, esa  atenuante anticipada que suele recibir por un amplio sector  todo acto terrorista de origen musulmán, ante  el argumento: “son reivindicaciones justas en respuesta a los atropellos sufridos por A, B, o C”.

base_imageCualquiera de las anteriores me parece inaceptable. Más que ello, indignantes; cobardes reacciones pensadas en la conveniencia de quedar bien “con dios y con el diablo”, gesto que caracteriza a nuestra raza desde el principio de su gesta. No hay día en que deje de asombrarme por una u otra razón, esta práctica que tanto resalta en Chile, aun  no pudiendo asegurar, no sea  virus mundial.

Si de nuestras redes sociales se trata, además  de reflejar demasiada superficialidad y desvergüenza  -amén de incultura-  hay algo de “monería” en ellas, una inclinación a repetir lo que está en boga, aunque sea el más estúpido de los hashtag (etiqueta) dejando de lado lo que sí importa, simplemente, porque “no es rentable en términos de nuevos contactos”, o porque “te desperfila”, o porque” te desenmascara”, te “deja vulnerable”, en fin, variados de motivos que frenan impulsos solidarios de quienes  podrían ser parte de esta marea solidaria y constructiva que no debiese, por nada del mundo, hacer distinciones entre quienes necesitan apoyo, justicia, y el necesario “amor de prójimo”, tan caído en el olvido y que tanta falta nos hace.

Seguramente, el ver hace unos días a Michelle Obama portando el cartel de “BringBackOurGirls” no surtió nada de efecto para una gran parte de la ciudadanía que rechaza personas opiniones y actos tan sólo porque su ideología no les parece. Es esperable que ahora, al ver a nuestra presidenta atreviéndose a posar con el mismo cartel, den “una vuelta de tuerca” a su rigidez y sí se sumen a una campaña que NO ES moda, sino, un recurso aprovechable que brindan las redes sociales del mundo, algo muy de agradecer cuando de buenos fines se trata.

 

Amanda Espejo

Quilicura / Mayo – 2014

 

*Desidia:  término que procede de un vocablo latino que hace referencia a la negligencia o la inercia. La desidia, por lo tanto, está asociada a la falta de cuidado o aplicación y a la apatía.

Enlaces relacionados:

(1) http://www.cooperativa.cl/noticias/mundo/africa/nigeria/boko-haram-pidio-liberacion-de-prisioneros-a-cambio-de-ninas-secuestradas/2014-05-12/061526.html

 

(2)  http://elcomercio.pe/mundo/actualidad/quien-movilizo-al-mundo-ninas-secuestradas-nigeria-noticia-1729074

 

 

 

Read Full Post »

 

 DSC07216

Tertuliando con Erick Pohlhammer

 

 

Pienso – y no por facilismo-  que una de las formas más asertivas de definir a Erik Pohlhammer es la que usó  Tomás Cox en uno de los capítulos de “Cara a Cara”: simplemente, indescriptible.

Se ha dicho tanto de este poeta, profesor de castellano, filósofo, rupturista, futbolista, boxeador, cicletero, un loco en guerra constante contra el lenguaje (para algunos), un payaso de la poesía cotidiana (para otros) que, en fin, tal vez lo más importante sea, en el momento de compartir con él, la claridad de su cosmovisión y la gracia sin ambages conque la expresa. Por ejemplo, ante parte de esta misma presentación, él tranquilamente nos cuenta que nunca ha sido amigo de las etiquetas, y que cuando así lo presentan, él se limita a escuchar, sonreír, y mentalmente, las va desechando una a una de este modo : “Poeta, al wáter, filósofo, al wáter, loco lindo, al wáter”, etc., etc. etc.

Inaugurando el ciclo 2013 de Tertulias  en la Fuente Literaria de la Reina, este primer invitado hizo tambalear toda la estructura pauteada para la actividad y, sencillamente, manejó a su antojo el tiempo propio y el ajeno hasta convencer a todo espectador de que así “eran las cosas”. Muy lúcido en medio de su “locura”, algunas de sus recurrentes afirmaciones dejan entrever lo libre y positivo de su forma de enfrentar la vida; y de entre las cosas que llamaron la atención y que pudimos rescatar en esa ocasión, se encuentran las siguientes aseveraciones:

–          “Un ser que ama, lo hace desde un AMOR incondicional”, (refiriéndose a la generosidad de este sentimiento en donde, a pesar de lo que se piensa, según el, no debe haber condicionamiento alguno).

–          ”La ética, simplifica la VIDA”, (porque, sencillamente, si optamos por hacer “lo bueno”, no tendremos que arrepentirnos ni purgar delito alguno).

–          “Todos deberíamos ir de cabeza al infierno para purgar el EGOCENTRISMO”, ( y en este punto, me atrevo a decir que todo espectador hubo de “ponerse el poncho” como tan sabiamente lo expresa el dicho popular).

–          “La FELICIDAD está o no está”,  (porque si está, nos sentimos felices. Si no, hay que buscarla. ¿Adónde? Dentro de nosotros mismos. Cuando nos damos cuenta de aquello…qué felices somos, ya que tenemos a mano todos los recursos para hacerla brillar).

Y una conclusión acerca de  LA ILUMINACIÓN que deslumbra, precisamente, por su sencillez: “Todos ya estamos iluminados. LA MADRE TIERRA es un jardín. Venimos a este mundo a pasarlo FLOR! “Algunas de esas flores a cultivar serían la plenitud, la serenidad, el entusiasmo, etc.

 

(más…)

Read Full Post »

EL ANFITRIÓN

Dibujo: Carlos Sánchez Hijarrubia

A modo de reflexión:

No puedo negar que una buena conversación es para mí como una fiesta lo es para otros. Más que un rato agradable de paseo, o tomar un trago en un pub, o ¡qué se yo!, lo importante, es que cuando tengo en prospecto algo así, se me excitan las neuronas – ¿por qué no? – y me preparo tan radiante como si acudiera a la más prometedora de las citas. Ahora, cuando esa conversación  es con mi amigo Marcial, no puedo esperar nada mejor ni, como en algunas ocasiones, más impredecible y delirante. Así espero que sea hoy tarde, mientras me encamino al lugar acordado: un lugar de eventos donde casi a diario se suceden toda clase de encuentros, conferencias, exposiciones y charlas culturales, políticas y de las otras: las que no interesan a nadie.

Marcial y yo llegamos casi a un tiempo – así me lo parece – y después de abrazarnos y de los correspondientes besos, buscamos unos asientos desde donde podamos ver bien, escuchar mejor y, al mismo tiempo, tener las espaldas cubiertas para una necesaria intimidad que nos permita copuchar un poco en medio de lo que se avecina.

-¿Cómo has estado amigo? ¿Por qué tan desaparecido?

Mi amigo tiene los ojos dulces. Me mira y yo me siento otra vez niña y tan segura como si la vida me hubiera devuelto la imagen de un padre ausente. Así, como un padre-amigo me sonríe y me pasa un brazo por los hombros acercándome hacia él.

-¿Qué cómo he estado? ¡Vamos! No disimules. Con certeza tú, Amanda, pequeña bruja, debes saber hasta el último detalle.

No le entiendo mucho, pero al mismo tiempo, sé que no rebatiré nada de lo que él diga, pues se sobreentiende que antes o después yo seré parte de todos sus pensamientos. En realidad, hasta este lugar tan inadecuado para una conversación ha de tener un porqué, y presiento que dentro de poco lo voy a saber.

-¡Mira – me dice – ya va a comenzar! ¿Conoces al presentador?

Yo miro al personaje y, efectivamente, lo conozco yo y creo que más de medio pueblo. Es el presentador, o mejor dicho, perfecto anfitrión de cuanto evento se realice bajo el auspicio de las autoridades de turno.

– ¡Obvio que lo conozco!, y ¿quién no? Recuerda que es el elegido “por decreto” ( dicen las malas lenguas) y por eficiencia, porque no se puede negar que lo hace bien: tiene las herramientas necesarias para ello.

-¡Exactamente! De eso quería hablarte. ¿Recuerdas la última vez que hablamos y discutimos sobre lo importante que es el lugar en que te sitúe la vida en relación a lo que puedes obtener de ella? Bueno, en realidad ese fue el apronte para derivar en el asunto de las perspectivas y de cómo influyen en nuestra visión de mundo.

Marcial… aquí va – pensé -. Se lo traía entre manos y, obviamente, no es casual el que estemos aquí. Una extraña fascinación comenzó a apoderarse de mí al mismo tiempo que la voz firme y poderosa del anfitrión se adueñaba de los espacios aéreos y capturaba presto, la atención de los asistentes.

Nunca he podido entender cómo hacemos Marcial y yo para comunicarnos aún en medio del más ensordecedor de los ruidos. No lo sé. Lo atribuyo, tal vez, a la innegable complementación que hemos logrado tener a través de los años. Creo que no necesitamos hablar como el común de las gentes. Pareciera que nos basta con los susurros y un mínimo movimiento de labios. Sino, ¿cómo se explicaría el que podamos hacerlo sin llamar la atención sobre nosotros?

-Mira – prosiguió él -, toma por ejemplo a aquél hombre, El Anfitrión. No se puede negar que destila seguridad por todos lados. En el tono de su voz, en sus modales; en sus gestos y medios gestos, que a duras penas logra controlar. ¿Te das cuenta? Hay algo… casi violento en él. Algo que se traduce como una mezcla entre pedante y altanero, pero es por otra cosa. Es el resultado de dónde está parado lo que provoca en él esas reacciones. Al final, todo es cosa de perspectivas.

-¡Vamos! – exclamé – No te la hagas tan fácil. Esa es una teoría falta de argumentación y, qué quieres que te diga… me extraña en ti.

– No te extrañes tanto – sonrió -, los argumentos están y tú misma lo vas a verificar.

– Dime entonces, ¿en qué te basas para decir que no es lo que parece y que todo es cuestión de perspectivas?

(más…)

Read Full Post »

CALDEO ESTACIONAL

 
En  verano, Febrero  caldea.  Y a estas alturas del mes el viento es un bálsamo contra el desmayo. Las esquivas nubes (si es que las hay) parecen haber perdido todo efecto protector a favor de la Tierra. Asola el sol todas las latitudes y, unos más otros menos, los seres humanos no hacemos más que boquear como peces en espera del leve frescor nocturno.
Florecen hombres y mujeres sobre el césped de los parques y, dentro de ellos, cada fuente es una invitación irresistible a  chapotear en sus aguas. Quien puede, huye a los campos, a refugiarse de esta inclemencia veraniega bajo el frondón de los árboles.
Los más afortunados (según se mire) vadean en agua salada a lo largo de nuestra geografía. Lobos, focas, y hasta morsas humanas, juguetonas y multicolores,  recubren las faldas de arena que se descuelgan del plano para zambullirse en el mar.
¡Ah, cuánto se aprende y confunde del observar esta “fauna” que se solaza y literalmente se “asa” bajo el uso y abuso del sol! Una amalgama bullente de mujeres y hombres de todas edades y actitudes tiene el efecto de  hacernos pensar (y reflexionar) si no será todo aquello por lo que emerge esta histeria colectiva del 2012.
¿Qué somos? – me pregunto -, qué somos realmente? Y sobre todo… ¿cómo llegamos a serlo? ¿Sabemos apreciar lo que es un parque, un bosque, el valle, sus planicies, la montaña, sus laderas, el arroyo y, finalmente, la inmensidad casi sagrada del mar?
Si nos atenemos al goce de los sentidos, es indesmentible que sí lo sabemos. Mas…si fuere por el respeto y cuidado con que retribuimos las bondades naturales de nuestro ambiente, la respuesta es no.
  (más…)

Read Full Post »

 

 

Desde hace mucho ha llamado mi atención el por qué, cada cual, indistintamente de la época en que se nace, considera que “su música”, o sea, la que escuchó en “su tiempo”, es la mejor del mundo. Anoche, durante la transmisión en vivo de Festival de Viña del Mar 2012 pude ser testigo y parte viviente de ese fenómeno.

Dentro de la programación del recién pasado viernes, le tocaba presentarse a Salvatore Adamo, el cantante ítalo belga de dilatada carrera, cuyos albores en el campo de la música se remontan al año 1963 y del cual muchos jóvenes hoy en día ni siquiera ubican alguna de sus melodías.

Naturalmente yo, admiradora de sus bellas canciones desde “mi tiempo”, o sea, desde mi adolescencia, me preparaba a disfrutar su presentación sin prejuicios de ninguna clase.

Para agrado de todos quienes aguardábamos verlo, él abrió el encuentro y ¡vaya sorpresa!, después de una importante cantidad de años, allí aparece este señor sobre el escenario sin ningún toque parafernálico, saluda, da un guiño a sus músicos y…comienza a cantar. Era evidente e imposible de negar el desgaste de su voz a través de los años, pero… ¿acaso no estamos hablando de recordar la mejor música de todos los tiempos? ¡Obviamente!, y para ello, qué mejor ejemplo que el de una persona, que destila sencillez por todos los poros y quien a través de una acertadísima selección de canciones nos llevó en un dos por tres a revivir momentos que marcaron distintos hitos de nuestra infancia y juventud. Sin esforzarnos siquiera, allí estaban de nuevo haciendo presencia esas manos en nuestra cintura mientras bailábamos un lento tras otro con aquella persona “especial”.

“Y mis manos en tu cintura
pero mírame con dulzor
porque tendrás la aventura
de ser tú mi mejor canción (…)”

 

(más…)

Read Full Post »

( O, sobre la experiencia vivida por medio de Poesía y Salud )

Ayer, día jueves veintinueve de octubre, pude ser testigo de uno de los fenómenos más escasos de presenciar en el día a día de nuestra permeable sociedad Light: un  aterrizaje  – por ratos forzoso – de la musas poéticas, medio a  medio en el Valle de los Lamentos.

Jamás pensé que el cubrir una convocatoria denominada POESÍA Y SALUD me convertiría en arte y parte de una mañana tan fuera de lo común. Singular experiencia aquella, no sé si del todo recomendable para los de cutis fino, pues, aún escudados por la lejanía que proporciona, desde ya, la perspectiva poética de cada cual, fue del todo inevitable quedar manchados, impregnados, contagiados o, como quiera decirse, del menjunje contagioso que suele reinar en cada posta o centro hospitalario de cualquier lugar del mundo: el dolor humano.

Desde las nueve de la mañana comenzaron a llegar los poetas de todo género, edad, causa y condición, al Centro Hospitalario San Borja Arriarán, centro neurálgico del mapa santiaguino en donde convergen, para bien y para mal, las carencias y dolencias de varias comunas adyacentes y no tanto. Algunos sabiéndolo y otros en perfecta inocencia, todos se fueron preparando para lo que prometía ser una experiencia enriquecedora para cualquier artista sensible que se precie de serlo. Y no estaban errados en ello, no señor, al contrario: lo del crecimiento personal se da por descontado. Lo que falló, según varios de los cálculos, fue el poder aquilatar en su real dimensión el impacto emocional que vendría por añadido.

 

(más…)

Read Full Post »


Es un craso error y de una falsedad absoluta, el decir que esto, lo ocurrido, va contra todo lo esperado.

Lo repito,  es falso: hubo señales, mas bien dicho, ella dio señales y no tan sólo una vez ni esporádicamente. Fueron muchas. Disimuladas tal vez, temerosas en su acorralada desesperación; poco claras y hasta turbias si se quiere, enredadas en su eterno conflicto de ser, y no saber cómo hacerlo.

Cierto… si somos sinceros debemos reconocerlo: hubieron indicios certeros de que “algo” estaba pasando. Algo impreciso se fraguaba dentro de su universo quieto, sub-terra, sub-raíces, sub-latidos, sub-aliento. Algo no estaba bien, y precisamente por eso, por lo sesgado de aquellos gestos, es que tuvimos que haberlo previsto. Fueron cosas… simples, con la necesidad implícita de no rebasar los límites de su calidad de destellos; pequeños guiños de alerta hacia su persona y su atormentado ser velado por el rigor auto impuesto de no dejarse ver.

Y sin embargo… ahora estoy cierta de que era todo lo contrario: ella quería que la vieran, ansiaba que la reconocieran en cada detalle de su violenta intimidad. Y el dolor… ese dolor que nunca le dio tregua como no fuera por cortos lapsos de tiempo, los necesarios para reponerse por algunos días – algunas horas – hasta incorporarse lo suficiente como para voltearla de nuevo contra sí misma… hacia sus honduras, sus carencias, sus pérdidas, sus quiebres y esos gritos… esos aullidos internos siempre pugnando por salir, por emerger de su garganta castrada como un volcán de miedos y furia… si tan sólo los hubiera dejado estallar… si se hubiera atrevido a hacerlo, quizás, esto no hubiera pasado. La lava cuando escurre, generalmente, se pierde laderas hacia abajo arrastrando todo a su paso y rueda, rueda hasta que se encostra en el fondo del valle más próximo – heredero forzoso de toda su destrucción – pero, deja limpia la boca del volcán. Capaz… y es muy posible, que así hubiese sucedido con ella: su boca, la portavoz de su interior, hubiese quedado  limpia y ligera, escupidos al aire hasta el último de sus rastrojos y al fin, hubiera aprendido a respirar.

No fue así. No pudo vaciarse de un golpe como lo deseaba. Lo hizo como pudo, de a poco, en pálidos intentos y en ínfimas cantidades para no causar sobresaltos a nadie, pero, lo hizo. Dejó sus señales a lo largo de su extraviado camino. Fueron… alguna que otra huella incierta de sus pies sobre la tierra húmeda: leves, sin norte ni destino; no más que el testimonio impreciso de sus vocablos trenzados sobre hojas de papel.

(más…)

Read Full Post »

Older Posts »

Eltiempohabitado's Weblog

Blog de Julie Sopetrán. Poesía para niños y adultos.

Sandra Ferrer Valero

Historia de las mujeres, libros de historia, maternidad, arte y alguna otra cosa

serunserdeluz

EN BUSCA DE LA ESPIRITUALIDAD Y LA LUZ

tierramutante

Salvemos la vida: apoya su escritura y lectura.

HISTORIA, CIENCIA, AZTECAS, MITO, CALENDARIO, ANTROPOLOGÍA

TAMBIÉN MUERTE, LEYENDAS, PES, MAGIA, RELIGIONES, EXTRATERRESTRES, ARQUEOLOGÍA, HOMO SAPIENS Y MÁS

El relato del mes

Un lugar donde escribir y escuchar.

Jorge Moreno

Relatos y más

Desde el Calvario

Mirando por la cerradura de un aislamiento voluntario.

Memorias de un Perro Muerto

Destrozos callejeros antes de estirar la pata

A veces las musas miran la tierra

intentos varios de desversar la palabra

WordPress.com

WordPress.com is the best place for your personal blog or business site.